TVE, en edad de prejubilarse

¡Buenos días! Como cada lunes aquí os dejo mi Pantalla táctil. Hoy trata sobre los 60 años de TVE, una cadena que ha perdido el espíritu de entretenimiento y familiaridad que le caracterizaba.

TVE, en edad de prejubilarse

rafaellaAntes de que termine el año quiero felicitar a TVE por su 60 cumpleaños y hacer una reflexión sobre una cadena que, al menos en los últimos 27 años que son los que he visto, ha cambiado mucho. Sus 60 años reflejan a la perfección que esta es una buena edad para jubilarse y más cuando no se ve mucha intención de modernizarse. Ayer se emitió la Gala 60 años juntos. Fue una gala como las típicas de Nochebuena y Nochevieja con algún recuerdo especial, pero sin sorpresas, fiel reflejo de lo que es hoy en día la televisión pública. Porque a esto nos tiene acostumbrados TVE, a no sorprendernos. Últimamente no dan con la tecla para remontar. En la actualidad la cadena se salva gracias a las diferentes ediciones de Masterchef. Ni series como El Ministerio del Tiempo, ficción española de calidad, son capaces de competir con las privadas. Desde la mañana hasta la noche la programación es soporífera. La mañana de La 1, Hora punta o Centro médico son claros ejemplos de ello. Por no hablar de la contratación de José Luis Moreno para hacer la gala de los Reyes Magos, todo un improperio. Y cuando hay algo entretenido como el concurso de los chefs su duración es tanta que termina a las dos de la madrugada, una hora con la que se falta el respeto a los espectadores. Una de sus próximas apuestas es El gran reto musical, con Eva González como presentadora. La sevillana es una de las pocas personas en las que puede confiar la cadena para subir la audiencia, pero el formato tiene pinta de aburrido.

¿Dónde quedó el espíritu divertido y familiar que caracterizaba a TVE? Pensar en el verano de la infancia de mi generación es pensar en el Grand Prix. Ramón García nos acompañó en programas emblemáticos como este y ¿Qué apostamos? y ahora no lo quieren ni para dar las uvas. Recuerdo series y programas como Waku Waku, Operación Triunfo, Ana y los siete y otros que me recuerdan mis familiares como Un dos tres, Verano Azul, Barrio Sésamo o Los payasos de la tele que eran capaces de juntar a familias delante del televisor y hacerles felices. Es triste pensar que si hace años se hacían las cosas bien, por qué ahora no. No hay que olvidar en este balance de TVE la polémica que ha habido en los últimos tiempos con respecto a los despidos y los ERES que han afectado a algunos de sus trabajadores. El final de año es un buen momento para reflexionar y hacer balance de lo que han supuesto los últimos doce meses. TVE debería hacer examen de conciencia y reaccionar para que los espectadores no le jubilen antes de tiempo. Pese a todo esto de nuevo felicidades, porque también hay que reconocer que no es fácil mantenerse y que algunos hacen un buen trabajo.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab