El batacazo de Anita Obregón

¡Buenos días! Aquí os dejo mi Pantalla táctil de hoy sobre el programa Algo pasa con Ana. DKISS ha perdido una gran oportunidad de hacer un buen reality con Anita la fantástica.

El batacazo de Anita Obregón

algopasaconana¿Cómo se le ocurre a DKISS programar Algo pasa con Ana los domingos por la noche? Que Anita la Fantástica compita contra OT El reencuentro, Salvados y El Debate de Gran Hermano es todo un feo que la cadena le hace a su estrella y queda reflejado en la pobre audiencia que está consiguiendo. Lo mismo ocurrió con Tamara Falcó en Cosmopolitan, que también se emitía los domingos por la noche y lo que era una gran promesa de la cadena terminó siendo un fracaso. Posiblemente estos formatos no tendrían mucha más audiencia otros días y a otra hora, pero quedarían bastante mejor un sábado o un domingo a la hora de la siesta. Entre las películas de Antena 3 y la Obregón seguro que muchos optarían por el reality aunque pensándolo mejor el resultado sería el mismo: Quedarse dormido. Pero al menos no resultaría tan obvia la diferencia entre la buena calidad de la competencia y la poca del programa en cuestión. De nada ha servido la promoción de la cadena. Llenar las marquesinas de los autobuses o empapelar los quioscos de las ciudades con el cartel promocional del formato (al menos en Sevilla lo han hecho) no les ha salido rentable.

Si no han visto Algo pasa con Ana tranquilos, no se pierden mucho, sobre todo si en su día vieron Ana y los siete. En su nuevo proyecto la bióloga no destaca por su naturalidad precisamente. Ese es el principal problema, que todo resulta demasiado forzado. De hecho algunas de las escenas bien podrían estar sacadas de la ficción que tanto éxito le reportó. La forma de contar lo protectora que es con su hijo, la relación con sus amigos o la que tiene con su eterno ex Alessandro Lequio son dignas de telenovela y muy poco creíbles en cuanto a naturalidad se refiere.

En el reality no se muestra a la Ana Obregón que todos esperábamos. A veces el protagonismo recae sobre su hijo Álex. Siempre aparece correcto, educado, bien vestido y mostrando su inteligencia. Sin duda Anita ha intentado aprovechar la oportunidad de tener su propio programa para limpiar la imagen del chico que se comía los micrófonos. Otras escenas como en las que Ana está junto a su amiguísimo Ra y Aless Gibaja viendo un partido del mundial de fútbol (un deporte que no les gusta) o la llegada de la actriz a un hotel en el que cuenta que ha llegado a cambiar casi veinte veces de habitación en sus viajes porque el ruido le molesta son un sinsentido. Así como la relación de la Obregón con sus compañeras de reparto en la obra de teatro Sofocos o las aventuras de su viaje a Ibiza. Todo resulta excesivamente preparado. También se nota que sus charlas con su mascota y los mensajes de voz de su representante forman parte del guion. Todo esto hace que el programa pierda el dinamismo que requiere.

Después del estreno en Telecinco de Las Campos era complicado llegar tan bajo en este género pero la Obregón se está mereciendo el empate. DKISS ha perdido una gran oportunidad para hacerse notar y remontar su audiencia. En España los reyes de este tipo de shows siguen siendo sin duda alguna Alaska y Mario, que ojalá pronto regresen a MTV con una nueva temporada de su programa.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab