Risto: Chester sí, mesa no

¡Buenos días! La Pantalla táctil de esta semana va sobre All you need is love… o no. Con lo que me gusta Risto y lo poco que me convence este programa. También en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

Risto: Chester sí, mesa no

All you need - Programa 1-1Lo tenía todo para triunfar. Recuperar la esencia de un programa mítico como Lo que necesitas es amor. Emitirse la noche de los lunes en horario de máxima audiencia en la cadena más vista (y eso que más de Telecinco parece un programa hecho para Cuatro). Contar con Risto Mejide como presentador. Tener a David Guapo e Irene Junquera como colaboradores. Pero no ha sido suficiente. Cuando se tienen ingredientes tan potentes el problema es que traspasar la línea que separa lo bueno de lo bochornoso es muy fácil. Y All you need is love o no, por desgracia, la ha traspasado. Siempre he mostrado mi predilección por Risto, pero en esta ocasión ha decepcionado. Uno de los comentarios que hizo durante el lunes pasado trajo cola. Muchos lo consideraron un insulto machista hacia una invitada. Es cierto que desde casa algunos podían estar pensando lo mismo que Mejide pero hay lugares en los que no se pueden expresar. Si por algo se caracteriza el publicista es por sus duras críticas, desde que lo conocimos en Operación Triunfo hasta su participación en Got Talent, donde ha sido más blando pero cuando ha tenido que decir algo lo ha dicho. Haciendo memoria hay un comentario que en el concurso musical causó mucho revuelo, y fue cuando llamó “consolador” a Lorena Gómez, una de las participantes y ganadora del formato. Pero aquí lo hizo como jurado (sin que esto justifique el insulto). Y ahora lo ha hecho como presentador. Un rol muy diferente. Cuando eres presentador en un formato como All you need is love o no puedes dar tu opinión, ser crítico, pero nunca llegar a traspasar la línea de lo malsonante cuando una de tus funciones es moderar y controlar que los colaboradores e invitados no la pasen.

Que el hecho más destacable de la noche del lunes pasado sea ese demuestra que el contenido del formato no es tan potente como para haber generado otros instantes de interés. El mayor problema son los invitados al programa, los protagonistas de las historias. No transmiten e incluso parecen actores (que no digo que lo sean) fruto de lo poco cómodos que se sienten en plató. Y contar con invitados que ya han aparecido en otros programas de la cadena como Mujeres y hombres y viceversa ya cansa. Las historias tampoco son nada del otro mundo. Son más de lo mismo. La caravana del amor que recorre España no tiene tanto protagonismo como debería, esta desaprovechada. Entre David Guapo e Irene Junquera, los dos colaboradores que permanentemente están con Risto en la mesa, todavía no tienen la conexión necesaria para que en la mesa todo fluya. David es lo mejor que tiene el programa, pero Irene todavía está más en Zapeando que en All you need is love o no. Por cierto, la mesa es otro de los elementos que dificulta el programa. A Risto siempre le vinieron mejor los sofás.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab