Aló Espe o cómo salir por peteneras

Un poco tarde, lo sé. Ya casi todo el mundo ha hablado sobre Aló Espe, pero no quería dejar la oportunidad de hacerlo. Si os digo la verdad cuando me enteré de que el regreso de Salvados sería con un programa dedicado en exclusiva a Esperanza Aguirre no me entusiasmó demasiado. Y después de verlo me hubiera gustado más que fuese otro tema el protagonista pero lo cierto es que me divertí mucho. Es algo que me suele ocurrir cuando Aguirre es protagonista de noticias y entrevistas. Independientemente de mi desacuerdo con lo que hace y dice me parece una de las políticas que mejor gestiona su aparición en los medios y una vez más lo hizo. Es verdad que el resultado no suele ser el que ella pretende, no es que sea muy querida por todos. Pero que todo el mundo hable de ti y no dejar indiferente a nadie es algo que muchos quisieran y ella cada vez que quiere lo tiene.

Que vaya por delante que Jordi no me defraudó. Hizo una entrevista como yo esperaba, tratando temas incómodos e intentando dejar sin salida a Esperanza ante sus preguntas y comentarios. Pero ella supo mantenerse en su papel y como siempre, salió por donde le dio la real gana. Él sacaba un tema y ella se lo llevaba a su terreno, si no le gustaba la cuestión a tratar aparecía otra que le convenía más y si tenía que echar leña a su partido lo hacía sin ningún pudor. Normalmente en los programas de Salvados hay más de un testimonio pero esta vez Aguirre fue la única que habló. Esperanza supo aprovechar ser protagonista en exclusiva durante una hora en uno de los programas con más audiencia de la televisión. En declaraciones a El Periódico Jordi ya reconoció que fue muy difícil entrevistarla. “Esperanza Aguirre tiene una táctica mourinhista”, dijo Évole. Y así es, a ella no le gusta perder y no le importan las formas para conseguirlo. No es normal la forma en la que terminó la entrevista levantándose de mala manera y dejando solo a Jordi en su despacho tras un “es tardísimo querido, me voy”. Pero ella se lo puede permitir.

Fuente: La Sexta

Fuente: La Sexta

En definitiva, enhorabuena a Jordi por haber conseguido tener en su programa a la presidenta de la Comunidad de Madrid y entrevistar la durante una hora. Pero no fue el Salvados en el que más jugo ha sacado el periodista porque la política es un animal de la comunicación y haga mejor o peor gestión de la misma, lo cierto es que no deja indiferente a nadie. El convencimiento de no haber hecho nada malo al aparcar en un carril bus para sacar dinero, su relación amor-odio con Gallardón y que no pone la mano en el fuego por su partido fueron algunas de las cuestiones que se trataron en el programa de La Sexta. Si otros políticos dijeran lo mismo que Esperanza ya se habrían tomado medidas contra ellos pero el PP tiene en ella a uno de sus grandes personajes y lo saben. Un claro ejemplo de cómo la gestión de la comunicación política puede convertirte en un pilar fundamental de tu partido pese a lo escandalosas que llegan a ser algunas de las declaraciones.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab