Bienvenido septiembre

Buenos días. La pantalla táctil de hoy trata sobre lo nefasto que ha sido el verano en televisión, con la excepción de las sustitutas de los matinales, que han estado a la altura. También podéis leer el artículo en la sección de televisión de los periódicos del Grupo Joly.

Bienvenido septiembre

elprogramadelveranoMenos mal que comienza el curso en televisión. El verano es la época más sufrida para los que amamos este medio. Este año en concreto ha sido uno de los más nefastos. En lugar de aprovechar las vacaciones con otro tipo de oferta, como hacían antaño, las cadenas sacan de la nevera programas que saben que no van a triunfar. Porque si en algún momento se les había pasado por la cabeza que formatos de entretenimiento como Me lo dices o me lo cantasMad in Spain y Pura Magia o una serie como La peluquería iban a atraer al público, es que toman al espectador por tonto. Y lo mismo ocurre con el empacho de reposiciones y cine al que han sometido las cadenas a la audiencia en los meses de julio y agosto, meses en los que casi ninguna película ha merecido la pena.

Pero sería injusto no mencionar en estas líneas a las excepciones que han demostrado que en verano también se pueden hacer las cosas bien. Más allá de programas como Viaje al centro de la teleHotel Romántico o Lolita tiene un plan, que han logrado el objetivo de entretener, hay que recordar a las sustitutas de los programas matinales. No es tarea fácil tomar el relevo de Ana Rosa Quintana, Susanna Griso, Antonio García Ferreras o Javier Ruiz, y todas las que han asumido ese rol han superado las expectativas. En Telecinco Patricia Pardo ha dado muestra una vez más de lo que es trabajar en el mundo del periodismo con pasión, vocación y profesionalidad. Menos mal que durante la temporada Ana Rosa sigue teniendo muy en cuenta a la gallega en El programa de Ana Rosa. Lo mismo ha sucedido con su compañera Ana Terradillos, que en las dos últimas semanas ha sustituido a la perfección a Joaquín Prat en la mesa política. Tanto Sandra Golpe como Esther Vaquero, las dos presentadoras que se han puesto al frente de la versión estival deEspejo Público, han conseguido que no se eche de menos a Susanna Griso gracias a su forma de contar la actualidad y moderar a sus colaboradores. Verónica Sanz, que ha presentado Las mañanas de Cuatro durante varias semanas, ha mantenido un verano más la esencia del programa. Y Cristina Pardo ha vuelto a demostrar que merece un formato en condiciones para ella sola, dejar de ser la sustituta, la reportera y la colaboradora, y tener su propio programa. Menos mal que La Sexta ya ha dado luz verde para que así sea. A La mañana de La 1 menos mal que regresa María Casado, porque al igual que sucedió el año pasado Silvia Jato no entra en el grupo de las sustitutas veraniegas que merecen la pena.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab