‘Cámbiame a peor’

Buenos días. La Pantalla táctil de esta semana trata sobre los últimos cambios del programa Cámbiame. No me parecen nada acertados y la decisión de Natalia Ferviú de abandonar el programa ha sido muy inteligente. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly. 

‘Cámbiame’ a peor

cambiame-nataliaCuando decides realizar un cambio es porque quieres mejorar algo. Con sus últimas modificaciones el programa Cámbiame ha conseguido todo lo contrario. En televisión emitir un programa en directo siempre es mejor que emitirlo grabado. Pero el hecho de que fuese en diferido no era el problema del formato conducido por Carlota Corredera y que ahora se emita en directo no ha hecho más que acrecentar los fallos que arrastraba desde hace meses. La marcha de Natalia Ferviú ha sido muy acertada e inteligente. Por un lado porque la estilista ha abandonado el programa antes de que Telecinco lo cancele. Una retirada a tiempo casi siempre es mejor que una derrota. Por otro porque ha visto cómo el programa ha ido degenerando y ha preferido no manchar su imagen y formar parte de algo que se ha convertido en un espectáculo que ya no tiene sentido para el mundo de la moda.

En sus comienzos, cuando estaba presentado por Marta Torné, Cámbiame se limitaba a que uno de los tres estilistas realizase un cambio de imagen al participante de cada día. Poco a poco las historias personales de los que cambiaban su imagen fueron ganando terreno al trabajo de los estilistas, convirtiendo al programa en un reality. Después llegó la marcha de un día para otro de Marta Torné. El glamour que la presentadora aportaba al programa se perdió. Poner en su lugar a Carlota Corredera suponía todo un riesgo. Por muy buena presentadora que sea, era un rostro que ya ocupaba demasiadas horas en la cadena y que también lo hiciera en esa franja llegaba a saturar. Muchos espectadores no aceptaron la sustitución y a partir de ahí el programa fue cuesta abajo. Durante unas semanas intentaron atraer a la audiencia realizando cambios a rostros conocidos. La mayoría, cambios a peor. Y así, cuesta abajo y en picado, hasta hoy. Especialmente en las últimas semanas, cuando han llegado demasiadas novedades que no hacían falta. El único acierto que han introducido es la incorporación de Fiona Ferrer. Contar con una experta en moda de su talla es un punto a favor. Lo demás son modificaciones para peor. Que Pelayo Díaz ahora se limite a ser jurado y ya no realice cambios resta interés. Que ahora la mecánica sea una competición entre grupos de estilistas aporta una rivalidad innecesaria al programa. Que entre los estilistas tengan discusiones que van más allá de los cambios demuestra cómo ha degenerado el formato. Ya lo de menos son los cambios de imagen. Quitaron Mujeres y hombres y viceversa y como consecuencia Cámbiame amplió su horario. A ver cuánto les dura. A este paso Ana Rosa ampliará el programa hasta las tres de la tarde.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab