Pedro García Aguado, una caza sospechosa

¡Buenos días! Lunes de Pantalla táctil. Hoy escribo sobre Cazadores de trolls, nuevo programa de La Sexta a cargo de Pedro García Aguado. El tema que trata me parece muy interesante pero hay aspectos que mejorar. También podéis leerme en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

Pedro García Aguado, una caza sospechosa

cazadores-de-trollsEl trasfondo de Cazadores de trolls, el nuevo programa de Pedro García Aguado en La Sexta, es bueno. Tratar un tema tan importante como el acoso que sufren muchas personas a través de las diferentes redes sociales es de agradecer. Es algo a lo que todavía no se le da la visibilidad que requiere en los medios de comunicación y es una iniciativa positiva de Atresmedia. El inconveniente del formato es que tras ver el primer reportaje, emitido el pasado martes, la sensación fue de que todo es demasiado fácil, algo que seguro está alejado de la realidad. Los reportajes duran muy poco tiempo y esto hace que parezca que la caza de los trolls se consigue en pocos pasos y de forma muy rápida. Es evidente que en un programa de televisión se tienen que resumir las acciones, pero en este caso el resumen es excesivo y esto influye a la hora de que se perciba la realidad de forma distorsionada. Uno de los instantes que más comentarios generó fue la aparición de un informático que consiguió la identidad de quienes agredían verbalmente a la víctima en internet y logró ganarse la confianza de estos acosadores a través de las redes sociales. Si este informático fue capaz de hacerlo en tiempo récord, ¿por qué habiendo interpuesto la víctima una denuncia hace tiempo no se había realizado ya este proceso? Son aspectos que hay que explicar para entender los caminos que sigue la justicia en este tema o ir más allá para que los espectadores entiendan que esto no se logra en cuestión de minutos.

Otro de los aspectos que ponen en duda la credibilidad del proceso que sigue el equipo del programa al buscar y enfrentarse a los acosadores es la nula presencia policial. En el caso que se expuso la semana pasada tan solo se mostró una denuncia de la acosada hacia sus acosadores virtuales. Pero durante los años de acoso, durante el proceso de búsqueda y una vez que dan con ellos, incluso cuando agreden a uno de los cámaras, ¿por qué no acuden a la policía?, ¿por qué en ningún momento del proceso intervienen las fuerzas de seguridad? Si la no aparición está justificada deberían explicarla, ya que son dudas que asaltan a muchos espectadores y que hacen que la credibilidad disminuya.

Por todo esto las redes sociales se incendiaron de comentarios criticando al formato, tachándolo de falso, comentando que quienes aparecían en el caso eran actores. Durante la emisión del primer programa el propio Pedro García Aguado escribió en su red social que la duración del reportaje podía hacer pensar que no todo era verdad, pero él aseguraba que todo es cien por cien real. El informático también se defendió en su perfil de Twitter, asegurando que su trabajo duró días y horas. No hay que ponerlo en duda, seguro que hay un gran trabajo detrás por parte de un gran equipo, pero en los próximos reportajes deberían corregir todo esto para que el tema no se quede en el aire y la percepción no sea la de que cazar a los trolls es algo sencillo.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab