Cenas difíciles de digerir

¡Buenos días! La Pantalla táctil de esta semana trata sobre las malas apuestas que hace Cuatro para remontar sus datos de audiencia. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

Cenas difíciles de digerir

ven-a-cenar-conmigoEl hecho de que al iniciar el curso Cuatro incluyese en su programación Ven a cenar conmigo es una clara muestra de que la cadena de Mediaset no encuentra su rumbo. Cuesta creer que confiaran en que un formato que ya se emitió en nuestro país hace diez años iba a remontar sus pésimos datos de audiencia de la franja de tarde. Tendría incluso más sentido que ampliasen la emisión de First Dates o la edición de tarde de Noticias Cuatro en lugar de apostar por un programa que no aporta nada nuevo, que no ha innovado con respecto a lo que ya conocíamos y que aburre.

Que la gastronomía y los programas culinarios están de moda en televisión no implica que todas las cadenas tengan que incluir obligatoriamente uno en su parrilla. Y menos si no se tiene en cuenta la calidad del mismo. Lo que ahora reclaman los espectadores son programas de cocina en los que los protagonistas enseñen a cocinar, aprendan a elaborar recetas o que haya expertos que eduquen a la hora de comer bien. Y Ven a cenar conmigo no cumple ninguno de esos tres aspectos. Se trata de una reunión de participantes que resultan excesivamente casposos, que mantienen conversaciones aburridas y que de cocina no tienen ni idea.

Por más que lo intentan los de Mediaset no consiguen que Cuatro se afiance. Desde hace un tiempo hasta hoy han sido varios los intentos por remontar la audiencia de la cadena, sobre todo de la franja de tarde, y no hay manera. Ahora han decidido ampliar Dani & Flo hasta diciembre. No aprendieron de lo que ocurrió con Hazte un selfi. Esto es confiar demasiado en un formato que ya ha demostrado que no es capaz de hacer frente ni a Sálvame, ni a Zapeando, ni a las series que La 1 y Antena 3 emiten en la misma franja horaria. Es la crónica de una muerte anunciada. El hecho de que trasladasen el programa Sentido común de Telecinco a Cuatro indica que es la cadena de los restos. En lugar de suspender su emisión han preferido incluirlo en la cadena secundaria, rebajando aún más su calidad. Si algo no funciona, ¿por qué mantenerlo?

Hace unas semanas tomaron la decisión de prescindir de Crónica Cuatro, un buen programa de actualidad que se emitía en un horario en el que sus competidores están más que afianzados.

Con Cuatro Mediaset tiene mucho trabajo por delante. En la actualidad otros canales de Mediaset como FDF y Divinity están mejor valorados que el segundón. Deben darle un giro a la cadena, rebuscar y reencontrar su identidad, porque si no lo hacen o no logran retomar el rumbo los datos no harán más que bajar.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab