De la butaca al sofá

El reportaje que hoy escribo para los periódicos del Grupo Joly trata sobre las películas que se han convertido en series de televisión

De la butaca al sofá

Cada vez son más las películas que se convierten en series de televisión. Cuatro emite los episodios de ‘Minority Report’ los miércoles por la noche

Sacar el máximo partido a las películas más taquilleras está de moda. Convertirlas en series de televisión es una estrategia por la que las cadenas apuestan cada vez más. Consiguen así que la historia continúe y hacer las delicias de los nminorityostálgicos. Aunque la jugada no siempre sale bien. Algunas adaptaciones televisivas son bastante peores que la historia cinematográfica original y lo que provocan es que los espectadores critiquen el resultado y se olvide la magia que tuvieron en el cine. En España el último caso es el de Minority Report. Desde hace dos semanas Cuatro emite los miércoles por la noche la secuela de la película que en 2002 dirigió con maestría Steven Spielberg. Los primeros episodios han provocado opiniones de lo más dispares. Hay quien está encantado con que este éxito del cine se haya convertido en serie y hay quien considera que la adaptación no está a la altura de la película. Además la ficción veraniega de Mediaset cuenta con algo en contra, y es que en Estados Unidos ya ha sido cancelada. La serie sigue así la estela de otras películas míticas que pasaron de ser vistas desde la butaca de una sala de cine a ser vistas desde el sofá de casa. Entre las más exitosas se encuentra Fargo. Está basada en la película que los hermanos Coen estrenaron en 1996 y que lleva el mismo nombre. La adaptación televisiva llegó en 2014 y tuvo muy buena acogida por parte de la audiencia porque supo mantener el humor negro tan característico de los directores y aunque mantiene muchos elementos de la cinta ha sabido diferenciar una cosa de la otra. Otra serie que proviene de una película es Teen Wolf. El reto de adaptar la película que en 1985 protagonizó Michael J. Fox no era nada fácil pero los creadores de los capítulos de la ficción lo superaron. La serie se estrenó en 2011 con muy buena acogida a nivel internacional. Lo mismo ocurrió con Hannibal, que durante sus tres temporadas supo mantener la intriga de la cinta, y con Expediente X, que tras años sin emitirse ha vuelto rodeada de halagos. Hoy en día se siguen reponiendo episodios de Buffy Cazavampiros. En este caso la serie ha tenido incluso más éxito que la película. Los Cazafantasmas y Loca academia de policía son dos de las series que provienen de la industria cinematográfica que han sido mejor recibidas por los espectadores. Stargate también ha sido un éxito televisivo gracias a su buena adaptación.

Por el contrario la serie basada en la película Terminator tuvo tan solo dos temporadas. Otras series de televisión que se basaron en películas y cuyo resultado fue muy desafortunado fueron Ace Ventura, las adaptaciones de las obras de Stephen King o la de Psicosis. Entre las películas de animación también hay casos que se han convertido en series de televisión. Uno de los más exitosos es la serie Timón y Pumba. Con los dos personajes de El rey león Disney ha conseguido hacer una ficción que a los pequeños les encanta. Otro ejemplo es El retorno de Jafar, la continuación de la película Aladdín en forma de serie. Sin duda el más rentable es el caso de Mickey Mouse. Tras protagonizar la primera película Disney ha tenido varias series exitosas en las que ha sido protagonista. Hoy en día protagoniza La casa de Mickey Mouse en Disney Channel. Pese a ser un arma de doble filo las cadenas ya tienen en mente otras películas para transformarlas en series de televisión. Entre ellas están El exorcista, Ghost,El show de Truman,Los Mercenarios, El ilusionista, Arma letal, Dirty Dancing o Training day. Habrá que esperar a verlas para ver si superan el difícil reto de adaptarlas a la televisión.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab