En el Portal de Belén

Decepcionante. Así defino la gala final de Gran Hermano VIP. Lo de que haya ganado Belén Esteban era previsible. Pero pensé que el programa disimularía más su favoritismo hacia la colaboradora de Sálvame. La gala fue una continua campaña pro Belén. Yo no me creo el porcentaje con el que se ha alzado ganadora, pero si lo dice un notario habrá que asumir que será cierto. Pero apoyo al cien por cien el hashtag que desde ayer es uno de los más comentados en Twitter: #Tongazofinal

Fuente: Telecinco

Fuente: Telecinco

Y digo tongo porque la evolución del paso de Belén por la casa ha estado dirigida por la productora y la cadena. Me explico. Cuando ayer escuché a la Esteban en su entrevista pensé: Ella es así, qué le vamos a hacer. Y es tan primaria que entiendo que se gane la simpatía de mucha gente. No tiene culpa de haber ganado. Pero la ayuda que ha recibido a lo largo de los más de 70 días que ha estado en Guadalix ha sido inmensa. Primero le hicieron sacar todo lo malo, mostró su mala educación y discutió con muchos de sus compañeros, sobre todo con Olvido Hormigos. La primera vez que salió nominada, desde Gran Hermano VIP se encargaron de emitir vídeos que no tenían nada que ver con lo visto hasta ese momento. Menudo lavado de imagen le hicieron con tal de no perder a la protagonista del reality, que seguramente hubiera supuesto una gran bajada de la audiencia. La segunda vez que estuvo nominada la imagen ya era menos turbia y una vez más intentaron pulirla del todo. De nuevo el público la salvó y se coló en la final.

En otros programas de la cadena ha ocurrido más de lo mismo. En Sálvame los compañeros de Belén le han dado mucha caña pero estos días próximos a la final no han tenido nada que ver con los anteriores. Pese a que han continuado las críticas han sido mucho más suaves y han defendido cosas indefendibles. Y quienes tenían palabras negativas contra su compañera también querían que ganase argumentando que había sido la protagonista del programa. Ese mismo argumento lo han utilizado en El programa de Ana Rosa. Con lo que cargaba Joaquín Prat hace apenas un mes contra la Esteban estos días no ha parado de repetir que tenía que ganar.

Sin duda la ex de Jesulín ha sido la protagonista de GH VIP pero porque la cadena así lo ha querido. Si Belén no hubiera entrado a la casa seguro que hubiéramos visto mucho más de los otros concursantes y hubieran dado juego. Siempre he estado de acuerdo en que no tiene por qué ganar el que convive mejor. Soy de las que piensan que debe ganar el que más divierta a la audiencia y el que dé más juego pero sin pasar los límites. Y Belén los ha sobrepasado. La mala educación, las malas formas, para mí están reñidas con este juego. Está bien que vaya a donar el premio, pero eso no quita todo lo malo que ha hecho.

Y hablando del poco disimulo, lo de ayer fue impresionante. Los primeros vídeos de la gala dedicados a Belén, en las conexiones con Jordi con quien más hablaba era con Belén. Me pareció horrible que la final no se resolviera en la casa. Uno de los momentos mágicos de todas las finales de Gran Hermano es cuando el ganador se queda solo en la casa tras conocer que ha vencido. Ayer no. Mejor hacer salir a Aguasantas y Belén juntas para que la llegada al plató fuera conjunta y no se escucharan tantos abucheos que los que se hubieran oído si Belén hubiera entrado sola. Tampoco me gustó que las entrevistaran a las dos. Bueno, eso es un decir porque más que nada la entrevista se centró en Belén y en limpiar su imagen. Lo de esperar a casi las dos de la mañana para dar el nombre de la ganadora también me pareció patético. Y mira que me gusta Jordi González como presentador, pero esta vez no ha sido su mejor actuación.

El formato estrella de la televisión para mí ayer perdió su esencia. Pero no todo fue malo. Lo mejor fue cuando Mercedes Milá anunció que ya está abierto el casting para Gran Hermano 16. ¡Qué ganas! 

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab