Exagerada y acertada despedida a Cristina Pedroche

¡Pues sí que la van a echar de menos! Ayer Cristina Pedroche se despidió del programa en el que colabora, Zapeando. Sus compañeros le hicieron llorar de emoción en su último día en el plató de La Sexta antes de poner rumbo a la grabación de Pekín Express, programa en el que se estrenará como presentadora. Cristina estará fuera solo un mes aproximadamente y después volverá a su sitio en el espacio presentador por Frank Blanco, en el que la madrileña es uno de los pilares. De ahí la exageración de su despedida. Aunque lo cierto es que en Zapeando aprovechan cualquier excusa para hacer una celebración por todo lo alto. Y bien que hacen. Debido a la que formaron en el plató han salido en muchos medios y fueron un día más uno de los temas más comentados en las redes sociales. Y es que el programa que comenzó con un futuro de lo más incierto ha sabido aprovechar todas las situaciones. Desde las campanadas de Nochevieja en las que de nuevo Pedroche fue protagonista hasta que a otro de sus colaboradores, Manu Sánchez, le hayan dado un programa propio en la cadena de Atresmedia. Por no hablar de cada vez que celebran un cumpleaños o la suma de cien programas.

Fuente: La Sexta

Fuente: La Sexta

La tarde de ayer estuvo cargada de emoción con vídeos donde recordaron los mejores momentos de Cristina, con las palabras de sus compañeros deseándole suerte y el bonito discurso de la conductora de Pekín Express hacia Zapeando, programa que le ha hecho ser la elegida para presentar el concurso de Antena 3. Pero los momentos más emotivos los dieron sus dos hombres. Sí, digo dos porque a su novio, el cocinero David Muñoz, hay que unir a Frank Blanco, el presentador de las tardes de La Sexta y gran amigo de Pedroche. Al final del programa, con Cristina subida en un carruaje-bicicleta, apareció David para llevarla pedaleando a donde hiciera falta, mostrándole su apoyo. Una vez más la madrileña se echó a llorar. Pero lo más extraño de todo fue lo de Frank. Desde siempre me ha parecido que siente predilección por su compañera por la forma en la que ríe sus gracias, los comentarios que le dice y lo consentida que la tiene. Y ayer lo reafirmé. ¡Estaba más emocionado él con la despedida que la protagonista! Y eso que vuelve en unas semanas….

Ya me pregunto cómo será el recibimiento…

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab