Factor X: Más de lo mismo

¡Buenos días! La Pantalla táctil de esta semana trata sobre por qué Factor X no ha cosechado el éxito esperado. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

‘Factor X’: Más de lo mismo

factorxjuradoNo funciona. Factor X no consigue calar en la audiencia. Ni en los que vimos el programa cuando se emitió en Cuatro hace once años ni en los que desconocían el formato. Telecinco anunció por todo lo alto su regreso. El programa se sumaba así a la oleada de viejos formatos que volvían a la televisión. Estos formatos tienen la ventaja de jugar con la nostalgia de los espectadores. Pero al mismo tiempo si no están a la altura de otros como Operación Triunfo, el éxito es mucho más difícil. Los que vimos Factor X cuando lo presentaba Nuria Roca en la cadena segundona de Mediaset recordábamos algo muy diferente a lo que hoy en día ha presentado Telecinco. Y una cosa es introducir novedades, pero otra muy distinta es hacer un programa demasiado alejado de su esencia. Las primeras emisiones han mostrado las audiciones de los candidatos, algo que ha resultado muy pesado. Hubiese sido mejor hacer un primer programa resumiendo el casting y justo después comenzar la fase por equipos. Estos primeros programas parecían las audiciones de La Voz o las actuaciones de Got Talent. En definitiva, más de lo mismo. El género talent show funciona muy bien, pero hay que saber tratarlo de la forma correcta. Además de que la fase innecesaria de casting se asemejaba demasiado a otros formatos, el programa se emite a la vez que La Voz Kids ycomenzó justo después de Got Talent, sin dejar descansar a la audiencia unos días de los concursos de talentos para que se vuelva a despertar la curiosidad. Cuenta con otra similitud con respecto a los otros formatos, y son los rostros del presentador y miembros del jurado. Que Jesús Vázquez es una buena elección para presentar el concurso es incuestionable, pero verlo al mismo tiempo tanto en La Voz Kids como en Factor X no ayuda. En el jurado está Risto, siempre dando muestra de su sinceridad y profesionalidad. También está Laura Pausini, encandilando a la audiencia con sus ocurrencias como hizo en La Voz. Pero los hemos visto tanto que no sorprenden. Y con los dos menos conocidos, Xavi Martínez y Fernando Montesinos, los espectadores no empatizan.

Pero hay algo peor que todo lo anterior, los concursantes. Algunos son más propios de Tú sí que vales Got Talent que de Factor X, por lo menos de lo que significaba el programa en su anterior etapa. El mayor ejemplo es el de Cómeme el Donut. Nada tiene que ver esto con cuando Nuria Roca presentaba el programa en el que participaron la cantante Angy, la ganadora María Villalón o Leire, la actual vocalista del grupo La Oreja de Van Gogh. Es un espectáculo similar al resto de formatos del género. Y ese es el principal fallo del actual Factor X. Que un formato que aboga por buscar lo diferente no sabe llevarlo a cabo.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab