Cárdenas, el que mucho abarca poco aprieta

¡Buenas tardes! Como cada lunes os dejo mi Pantalla táctil, esta vez sobre Hora punta, el programa que Javier Cárdenas presenta en La 1 y que no me gusta nada. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

Cárdenas, el que mucho abarca poco aprieta

horapuntacardenasJAVIER Cárdenas nunca ha sido santo de mi devoción, pero la semana pasada quise darle una oportunidad a Hora punta, el nuevo programa que dirige y presenta en las noches de La 1. Intenté ser imparcial y no pensar en lo aburrido que me suele resultar el presentador, pero ni así conseguí tragarme el formato más de dos días. TVE suele apostar por programas rancios, pero este se lleva la palma. Es un batiburrillo de elementos que recuerdan a programas de la historia de la televisión que lo convierten en un sinsentido. Con el traje de chaqueta y la corbata negra que luce Cárdenas parece salido de Caiga quien caiga. El plató recuerda al de Esta noche cruzamos el Mississippi de Pepe Navarro. Más añejo imposible. Es un intento de modernizar un plató que se queda en eso, en un intento. La disposición del presentador y los colaboradores en la mesa recuerda a la de Zapeando, un programa realmente actual, divertido y bien hecho que se lleva de calle al de la pública. Y con la emisión de videos y noticias se viene a la mente Hazte un selfi, el peor programa de Cuatro de los últimos tiempos. De esta forma Hora punta se queda lejos de lo bueno y muy cerca de lo malo.

La dinámica del programa es complicada de seguir por el aburrimiento que genera. Intentan darle dinamismo con la entrada y salida de colaboradores, la multitud de temas que sacan a la luz y la participación del público. Pero en poco más de media hora de emisión no es bueno intentar hacer bien tantas cosas. El resultado es ver al presentador y los colaboradores contar las cosas de manera atropellada y al final no te enteras de nada. El que mucho abarca poco aprieta. Y mira que los colaboradores lo intentan, ponen de su parte, se les ve entusiasmados con la oportunidad que el catalán les da… Pero les falta mucho para enganchar al público. Es de admirar que se les de oportunidades a rostros menos conocidos en la televisión. De hecho es algo que se debería hacer más. Pero se necesita de alguien potente para que los espectadores tengamos ganas de seguir el formato aunque sea solo por esa persona. Y Cárdenas no es suficiente.

Al aburrimiento que genera la dinámica hay que añadir los temas que tratan. No aportan nada, ni siquiera diversión, por mucho que lo pretendan. Un hombre fregando un paso de peatones, embarazadas bailando y haciendo deportes no muy convenientes que en el programa venden como algo muy recomendable para divertirse (con ironía claro, pero mal utilizada) o un atasco de grandes dimensiones en la otra punta del mundo. Pero esto no es lo peor. Lo peor es cuando un doctor intenta hacer una comparación graciosa entre la sensación que sienten los adictos a tomar el sol con los que consumen heroína. Hay comparaciones que sobran. Se pueden contar las cosas de otra manera que resultaría mucho más amena y con la que seguro nos entretendrían más, dejando la heroína a un lado. Por lo menos con Desafía tu mente de Antonio Lobato, que hasta hace unas semanas se emitía en la misma franja horaria en La 1, se aprendía y se podía disfrutar en familia de la televisión. Que vuelva Lobato. Que se retire Cárdenas.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab