La liposucción y la papada

¡Buenos días! La pantalla táctil de esta semana trata sobre lo nuevo de Las Campos. ¡No escarmientan! También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

La liposucción y la papada

lascamposLas Campos mostrarán próximamente en Telecinco la liposucción de Terelu y la reducción de papada de su hermana. Lo que faltaba. María Teresa y sus hijas no escarmentaron la primera vez. Lo han vuelto a hacer. Han vuelto a decantarse por el protagonismo en lugar de no caer en el mismo error que implicó tantos disgustos para ellas. Ver a Terelu y a Carmen Borrego someterse a operaciones estéticas no es agradable ni necesario. ¿Qué necesidad tienen de sobreexponerse de esta manera? Esa es la pregunta incontestable que se viene a la cabeza cada vez que se emite un capítulo protagonizado por madre e hijas. Es imposible que su única pretensión sea divertirse.

El primer episodio emitido fue el de su aventura en Nueva York. Comprar falsificaciones o que la presentadora se disfrazase de Audrey Hepburn para imitar una escena de Desayuno con diamantes fueron algunos de los momentos más comentados del capítulo. Entre otras cosas porque fueron instantes totalmente innecesarios. Si no quieren recibir tantos comentarios negativos como en las primeras emisiones deberían evitarlos. Tras Miami, Japón. Y las operaciones estéticas. Y suma y sigue. ¿Hasta dónde van a llegar? Todavía les falta mucho para que el programa esté a la altura del de Las Kardashian, del reality de Alaska y Mario o incluso aquel de Tamara Falcó. Hay personajes que se prestan mucho más para este tipo de formatos, que harían que los espectadores pasaran buenos momentos y no habría reacciones tan negativas hacia ellos porque serían conscientes de la exposición a la que se someten y dejarían el egocentrismo a un lado. Porque lo del egocentrismo es el gran fallo de Las Campos. Además la audiencia ya no responde como antes por mucho que la productora y la cadena hayan invertido más dinero en esta nueva temporada.

Lo único positivo es que las tres han aprendido a tomarse el programa y las críticas con algo más de humor. Y menos mal que María Teresa ha cedido gran parte del protagonismo a sus hijas. Porque sin duda su imagen vuelve a ser la más perjudicada de las tres. No se trata de cuestionar la valía profesional de María Teresa Campos, Terelu y Carmen como presentadora, colaboradora y directora de programas de televisión. Ese es otro tema que nada tiene que ver con el docu reality.Pero sigue resultando extraño que una de las mujeres con más trayectoria en la televisión de nuestro país se someta a esto. ¿Se imaginan a Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo o Ana Rosa Quintana protagonizando sus propios realities? Esperemos que no.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab