Mariposeando

¡Buenos días! Como cada lunes os dejo mi Pantalla táctil, que también podéis leer en la sección de televisión de los periódicos del Grupo Joly. Hoy trata sobre Cazamariposas, un programa que me gusta para desconectar al final del día

Mariposeando

ENTRETENIDO, divertido, para desconectar. Así es Cazamariposas, el programa que Mediaset programa según mejor le venga en Telecinco o Divinity. Como ocurre con los realities o programas del corazón del estilo de Sálvame, es un formato muy criticado. Pero si se aprende a ver desde el punto de vista del humor, de lo casposo, sin tomárselo demasiado en serio, acaba siendo un aliado para terminar con una sonrisa los días de verano para quienes continuamos con la rutina diaria. Una vez más los datos de audiencia de sus emisiones en el canal femenino de Mediaset demuestran que lo ve más gente de la que lo reconoce. Por algo será. No es malo que nos guste ver y oír a según qué personajes, no hay que avergonzarse. Es mucho peor ver otros programas como los que intentan vender la moda, la salud o la política como algo serio y lo que realmente hacen es llevárselo al terreno del sensacionalismo.

cazamariposasDe lo mejor que tiene Cazamariposas es su presentador, Nando. Lo vive, le gusta lo que hace y eso se transmite. Cada vez que algún compañero habla de él solo tiene buenas palabras y eso dice mucho. Forma un tándem perfecto con Nuria, la otra presentadora habitual. Ambos tratan temas banales pero lo hacen con la inteligencia que requieren. Los colaboradores del programa están muy bien elegidos. Los presentadores saben sacarle el poco jugo que tienen a personajes como María Lapiedra, la ex gran hermana Fresita o la cantante Rebeca. Con esta última han hecho la canción del verano, grabando incluso un videoclip. Dándolo todo.

Crear especies de telenovelas de las tramas de la crónica rosa, con locuciones absurdas pero muy pensadas y retroalimentarse a la perfección del resto de programas de Telecinco son algunas de las especialidades que conforman la identidad del formato. Además del equipo de reporteros habitual, que no tienen pelos en la lengua, este verano cuentan con la gran incorporación de Carmen Alcayde. Una presentadora que se tiene que conformar con ir micrófono en mano en lugar de estar en un puesto más merecido como presentando Hable con ellas. Uno de los puntos fuertes del programa son los resúmenes de los realities, pero aunque en verano se han quedado sin uno que comentar, han sabido rellenar un programa diario en una época tan difícil por la escasez de temas. Y hay que valorar también de que hacen el programa en directo desde Barcelona. Los presentadores y el equipo tienen que estar ya mareados, cada día empieza a una hora y termina a otra. En definitiva, un programa que no es serio no tiene por qué ser un mal programa y eso le ocurre a Cazamariposas. Los componentes del espacio de entretenimiento saben cómo tienen que enfocar su trabajo. No cometen los errores que cometió en su día Aquí hay tomate sobrepasando algunas líneas. Solo falta que los espectadores lo veamos desde el mismo punto de vista.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab