Medición injusta

La Pantalla táctil de esta semana, que también podéis encontrar en la sección de televisión de los periódicos del Grupo Joly, trata de lo injusta que es la medición de las audiencias…

Medición injusta

¿Habrá nueva temporada de El Ministerio del Tiempo? ¿Y de Vis a vis? Todavía no se sabe debido a los datos de audiencia que han obtenido en sus últimos capítulos. Pese a ser dos ficciones muy seguidas su futuro está en el aire, repito, por la audiencia, la protagonista de esta reflexión. Qué importante e injusta es al mismo tiempo la cuota de pantalla de los productos televisivos para la decisión de que continúen su trayectoria o no. Se trata de un problema de competencia y de publicidad. Las marcas invierten más en introducir publicidad en las pausas de los programas más vistos. Y en el caso de Televisión Española, si además de no tener publicidad el formato no tiene audiencia, apaga y vámonos. Hay varios aspectos que hacen poner en duda que la medición de la audiencia tenga que ser determinante para los series y programas y por tanto para quienes trabajan en ellas. Para empezar los audímetros solo representan a parte de la población. Siempre resulta una incógnita cómo funcionan estos aparatos. ¿Alguno de ustedes tiene un audímetro en casa? Supongo que no muchos. Pese a que aseguran que el margen de error de estos aparatos es mínimo resulta difícil de creer que si tan poca gente los tiene nos representen a la mayoría.

mdt

 

Dejando a un lado los audímetros, el principal problema es que apenas se tiene en cuenta la nueva forma de ver la televisión. La medición de audiencias se ha quedado estancada en el pasado. Que la gente decida ver los lunes por la noche a Bertín no quiere decir que no vea El Ministerio del Tiempo. Pero aprovecha otros momentos del día para hacerlo gracias a la oportunidad de poder verlo a la carta en Internet o grabarlo en el televisor. Hace unos días en un supermercado escuché a un niño preguntarle a su padre, “Papá, ¿grabaste El Ministerio del Tiempo ayer? ¿Mañana por la tarde podemos verlo?”. Cuando existen más de dos productos que gustan y que se emiten al mismo tiempo los espectadores nos vemos obligados a elegir. Para las noches la mayoría opta por entrevistas a famosos, realities o las series más fáciles de ver. Es un momento del día en el que el cansancio hace mella y es mejor ver algo sencillo que algo que haga pensar un poco más, y más pudiéndolo ver en cualquier otro instante. Y teniendo en cuenta la hora a la que terminan, los niños tienen que esperar como mínimo al día siguiente para disfrutarlos. Ojalá contasen más el número de reproducciones de los capítulos en las páginas web o el número de grabaciones a la hora de decidir si un programa o serie debe continuar o no. Como también debería contar el impacto en redes sociales. No siempre lo que más cuota de audiencia tiene según los audímetros es lo más comentado en las redes. Por ejemplo Vis a Vis suele ser uno de los temas más comentados en Twitter la noche de los miércoles, El Ministerio del Tiempo en la noche de los lunes y Zapeando en las tardes de la semana. Pero los audímetros dicen que los más vistos son MasterChef, Mi casa es la tuya y Sálvame. Pero de momento en este aspecto, como en muchos otros, la televisión sigue estancada en el pasado.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab