Palomo y los costureros

Buenos días. En la Pantalla táctil de esta semana escribo sobre Maestros de la Costura. Un formato que todavía tiene que asentarse pero que tiene algo muy positivo: Dar hueco en televisión a la moda. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly.

Palomo y los costureros

palomo-spainMAESTROS de la costura es un programa que provoca sensaciones encontradas. Por un lado las positivas. Lo primero que hay que valorar es que por fin haya un formato que le da al sector de la moda la visibilidad que se merece. Después de ver talents de cantantes, bailarines, cocineros o deportistas, ya era hora que se reconociese la moda como parte de la cultura y como algo que va más allá de si las famosas lucen un modelito u otro. Dar cuenta de lo que hay detrás de un diseño es muy importante para entender cuál es el duro trabajo de los diseñadores y modistos. Contar con Raquel Sánchez Silva como maestra de ceremonias es otro de los aspectos que añaden valor al formato. La presentadora se adapta a cada uno de sus trabajos. Ya quedó patente con Pekín Express, Supervivientes Likes y ahora vuelve a demostrar la pasión que pone a cada uno de sus proyectos. Y si para algo tienen que aprovechar los espectadores este programa es para conocer a Alejandro Gómez, o lo que es lo mismo, al diseñador Palomo Spain. El andaluz, uno de los miembros del jurado, es el presente y el futuro de la moda española. A priori puede parecer el chico de acento raro que realiza diseños que nadie se pondría. Pero hay que ver más allá. Sus creaciones y sus conocimientos pese a su juventud son admirables.

Por otro lado están las sensaciones negativas. Después de dos programas emitidos, todavía hay aspectos por pulir. El hecho de que la mecánica sea similar a la de Masterchef (la productora es la misma) es un arma de doble filo. Es una estrategia que funciona pero al mismo tiempo deja poco hueco para las sorpresas y en televisión sorprender es necesario. Los participantes todavía no han calado en la audiencia. Lo han hecho algunas de sus historias personales, pero de momento no destacan por su trabajo en el taller, que al fin y al cabo es su finalidad en este programa. Y Lorenzo Caprile y María Escoté, los otros dos miembros del jurado, desconciertan. El primero porque nadie esperaba que sacara ese carácter. La segunda porque aún está encorsetada. Para ver si todo esto mejora hay que darle una oportunidad y dejar que pase alguna semana más. Durante los comienzos de Masterchef, de Pepe, Samantha y Jordi como jueces y de Eva como presentadora, pocos apostaban por el formato. Quizá en un futuro veamos coser a niños y famosos. Esperemos que al programa de La 1 no le juegue una mala pasada tener como telonero a Cárdenas y la hora tardía de comienzo. Aunque lamentablemente con la pública esto es una batalla perdida.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab