Paquita sigue siendo Paquita

¡Buenos días! La Pantalla táctil de esta semana trata sobre Paquita Salas, una de las mejores series de la actualidad que se ha superado en su segunda temporada. También lo podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly. 

Paquita sigue siendo Paquita

paquita-salasDurante los primeros instantes de la segunda temporada de Paquita Salas se echa de menos que haya tantas risas como en la primera temporada. Pero esta sensación solo dura unos minutos. Conforme avanza el primer episodio queda patente que estamos ante una nueva Paquita, ante situaciones no tan cómicas y ante un hilo conductor dramático. Pero todos estos cambios llegan sin que la serie pierda su esencia. Y eso es lo mejor de los cinco episodios que conforman esta segunda temporada, que Paquita sigue siendo Paquita. Esa mujer transparente que tiene lo más importante que puede tener un ser humano, ser buena persona. Y eso es lo que han querido reflejar los Javis a través de su personaje más famoso: Que hasta las personas que han tenido más éxito pueden caerse y que lo más importante es ser fiel a la forma de ser y a los principios de uno mismo sin hacer daño a los demás.

Una vez más Brays Efe realiza una interpretación sublime. No es de extrañar que muchos se sorprendan cuando descubren que el actor que da vida a la representante de famosos es un hombre. Brays es uno de los concursantes de la próxima edición de Tu cara me suena. Si realiza las imitaciones igual que interpreta a Paquita, tiene el éxito asegurado. El resto del reparto que participa en esta nueva etapa de la serie realiza un trabajo de sobresaliente. Desde Ana Obregón y Secun de la Rosa hasta Antonio Resines, pasando por las imprescindibles Yolanda Ramos, Belén Cuesta, Anna Castillo y Lydia San José. Sin duda estas cuatro realizan las mejores interpretaciones después de la de la protagonista. Sorprende especialmente el último episodio, en el que se refleja el gran trabajo que han realizado tanto los que están delante como detrás de las cámaras.

Algo que también han mantenido Javier Calvo y Javier Ambrossi es la capacidad de transportar al espectador a épocas pasadas a través de series y personajes de televisión que en su día fueron claves en la historia de la ficción española. Eso sumado al humor absurdo y al mismo tiempo inteligente se han convertido en las señas de identidad de una serie muy necesaria y que ha marcado un antes y un después.

Lo peor de la segunda temporada de Paquita Salas es que se hace muy corta. Cinco capítulos que no llegan a la media hora de duración pasan volando. Lo mejor es que habrá tercera temporada de esta serie que aúna tres ingredientes que pocos consiguen unir en televisión: Diversión, nostalgia y verdad. La espera será larga, está previsto que la tercera temporada se emita en 2020. Mientras, lo mejor es disfrutar de Paquita a través de las redes sociales, donde el equipo de la serie continúa dando vida a este personaje tan querido de forma exquisita.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab