Recordando la entrevista a Frank Blanco

Como sabéis de vez en cuando me gusta recordar algunas de las cosas que he hecho en la sección de Televisión de los periódicos del Grupo Joly. En este caso comparo la entrevista que el pasado verano le hice a Frank Blanco, presentador de Zapeando. Me pareció un hombre honesto, divertido y muy amable. En cuanto al programa decir que me encanta no solo por lo que divierten Frank y su equipo. Me encanta porque es un claro ejemplo de cómo cuando se lucha por algo poniendo en ello todas las energías se puede conseguir.

Aquí la tenéis  http://www.diariodesevilla.es/article/television/1833674/reconozco/principio/los/datos/eran/muy/malos.html

 

“Reconozco que al principio los datos eran muy malos”

El presentador ha conseguido el difícil reto de afianzar su programa en la sobremesa de La Sexta

El radiofónico se puso al frente de Zapeando en noviembre de 2013. Tenía la difícil misión de al menos acercarse a los datos que Sé lo que hicistéis daba a la sobremesa de La Sexta. Al principio el programa no despuntó pero con un poco de paciencia y el buen rollo que le caracteriza Frank y su equipo consiguieron afianzarse. Para no perder el ritmo se queda sin vacaciones, pero se lo toma como un regalo.

-Los discretos datos de audiencia hacían de los primeros programas de Zapeando hacían pensar que el programa terminaría pronto.

-Siendo realistas… Unos lo llaman datos discretos pero yo digo que eran bastante malos. Pero nunca me di por vencido. Con el equipo de Globomedia sabía que estaba en buenas manos y muy poco a poco lo hemos conseguido. Atresmedia nos dejó ir cambiando los aspectos que al principio creíamos que fallaban y el público, que es el que manda, nos ha dado su aprobación. Así que los colaboradores se van de vacaciones pero yo me quedo aquí vaya a ser que si me voy al final no me dejen volver (risas).

-El que se queda sin descanso es usted pese a que sus colaboradores no dejan de decirle que ya está mayor…

-Vengo muy entrenado. Que me den caña es algo sano. Es muy sano meterse con el jefe, yo lo fomento. En cuanto a lo de que me dicen mayor bueno, si me pico con Cristina Pedroche va a salir ganando porque le saco unos añitos pero de ahí a que sea un pureta… No, no soy mayor (risas). Todo esto me divierte mucho. Si estas bromas se acabasen querría decir que algo falla así que por mí que sigan.

-Cuando aceptó ponerse al frente del programa pensaría en la competencia. Ahora retiran Entre Todos de La 1 y Ciega a citas de Cuatro, ¿eso le tranquiliza?

– Lo primero que piensas cuando te ofrecen un proyecto es en lo que tienes enfrente. Pero este era un programa diferente a todos los que había y para mí eso fue fundamental. En televisión hay sitio para todos y nosotros no queremos destruir a nadie. Con esa filosofía lo de la competencia se lleva bien. Y creo que parte nuestro éxito está ahí, en que nosotros no somos agresivos, somos amables. Televisivamente no queremos matar a nadie, solo hacer que la gente se divierta.

-Al éxito de Zapeando también le ayudan las redes sociales, son muy activos en Twitter…

-Todo suma pero nunca me ha gustado volverme loco con las redes sociales. Es algo que fideliza y nos da feed back pero aunque tenemos que aprovechar la tecnología eso no es algo determinante.

-Ha escrito dos libros sobre cómo ser un buen padre ¿Cómo compagina hacer un programa de televisión diario con su vida familiar?

-Mi mujer es más que una santa y me lo pone bastante fácil. Ella también tiene que trabajar todos los días pero lo hace todo facilísimo. El secreto está en saber organizarse. Este curso lo he tenido más fácil porque solo estaba al frente de Zapeando. En lugar de buscar otras cosas para hacer decidí centrarme en el programa y así poder dedicar más tiempo a mis hijos de tres y dos añitos. He dicho que no a muchos proyectos.

-Además de Zapeando ¿tiene algún proyecto a la vista?

-No. Estoy tan tranquilo y feliz con lo que tengo ahora, de momento voy a seguir así. Libros sobre paternidad ya tengo claro que no voy a escribir más. Tengo dos hijos y he escrito dos libros, ya tienen uno cada uno. Pero en unos meses sí me gustaría escribir sobre otras cosas.

-En 2013 tuvo que dejar la radio porque sus jefes consideraban que ya no estaba a la altura ¿la echa de menos?

-Con 13 años ya estaba delante de un micrófono, por supuesto que lo echo de menos. Pero no se puede hacer todo a cualquier precio, y con esto que digo no me refiero al dinero. Ganas no me faltan pero tiene que llegar la oferta adecuada en el momento adecuado.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab