Una revolución añeja

¡Buenos días! La Pantalla Táctil de hoy trata sobre la revolución del canal TEN, que en lugar de rendirse ha revolucionado su parrilla para salir a flote. También la podéis leer en la sección de televisión de los periódicos de Grupo Joly. 

Una revolución añeja

tendencias¿Qué canal de televisión tienen ustedes sintonizado en el número 10? Seguro que son pocos los que tienen a TEN, que surgió con la idea de estar en el 10 del mando a distancia y por diferentes motivos ha pasado desapercibido. Esta semana se cumple un año del nacimiento de este canal de la TDT, doce meses que no han sido nada fáciles. Cuando surge un canal nuevo, con las nuevas formas de consumir televisión a través de las plataformas de pago, se ha implantado la mecánica de que los espectadores piensen que se trata de un canal de pago que solo podrán ver si están abonados a una u otra plataforma. Pero este no es el caso del canal del grupo Secuoya. Todavía hay quien no sabe que TEN es un canal que todos podemos ver a través de la TDT de forma gratuita, y ese es uno de los principales obstáculos con los que se ha encontrado, el desconocimiento. Esto sumado a que la competencia que le hacen otros canales que también se emiten en abierto con una oferta similar y a la baja viabilidad económica ha provocado que en el primer año los objetivos no se hayan cumplido.

Rectificar es de sabios, reconocer los errores e intentar subsanarlos es de profesionales. Y eso es lo mejor que tiene TEN. Sus responsables son conscientes de los fallos, los admiten, y en las últimas semanas han puesto en marcha una revolución. Con el entretenimiento como sello de identidad el canal tiene en marcha siete programas de producción propia, que se dice pronto. Emitir muchos formatos extranjeros como hacían hasta ahora no ayudaba (eso sí, a Las Kardashian no renuncian, al fin y al cabo es su gran baza). Dar más espacio a productos nacionales es aportar calidad al canal. El problema viene cuando la originalidad no está presente y cuando los rostros conocidos que han puesto al frente de los programas que intentarán sacar a flote al canal no consiguen el enganche que deberían, resultan añejos. El programa Tendencias, presentado por Vicky Martín Berrocal, no introduce ninguna novedad con respecto al género del magacín y algunos de los colaboradores con los que cuenta están pasados de moda. Una pena, porque un programa destinado a un público joven, blogueros, instagramers y gente del sector sería un acierto. El programa Vidas en orden que presenta Carolina Ferre (foto) en su vuelta a la televisión está bien, aunque resulta muy plano. La supernanny del orden no es suficiente para sacar a flote este canal. Viajeras con B, con Corina Randazzo y la bloguera Rojo cangrejo resulta pesado porque parece que sus protagonistas están aún en la adolescencia. Da pereza. Si funcionará la revolución o no el tiempo lo dirá, porque todavía hay aspectos que pulir, el batiburrillo que hay en su parrilla desconcierta y no ver algo que no se haya visto antes no llama la atención. Pero es de admirar que no tiren la toalla y que den lo mejor de sí mismos para intentar hacerse un hueco en la televisión en abierto .Cuando las cosas se hacen con cariño y echando el resto se nota, y ese es el caso de TEN.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab