Una sospecha francesa

En mi Pantalla táctil de hoy os hablo sobre la que creo que es la mejor serie española del momento, Bajo Sospecha, que ha vuelto con una segunda temporada muy mejorada. ¿Quién pensáis que es el culpable del caso? Yo os lo cuento al final…

http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/2198771/una/sospecha/francesa.html

Una sospecha francesa

NOTABLE alto. Esa es la nota que le doy a la serie española Bajo Sospecha. No le doy un sobresaliente porque es demasiado pronto, ya que solo se ha emitido un capítulo de la segunda temporada. Espero que conforme se vayan emitiendo los episodios la buena sensación continúe. He recalcado que es una serie española porque pocas veces vemos en televisión una ficción creada en nuestro país que no sea comedia y que sea de calidad, con guiones trabajados, buena desde el punto de vista técnico y un reparto más que aceptable. La primera temporada me gustó, aunque hubo elementos que no terminaron de convencerme. El principal Blanca Romero. La interpretación de la ¿actriz? dejó mucho que desear, restando muchos puntos a la serie. No sé si que en más de una ocasión Olivia Molina haya sido su sustituta es casualidad o no. Pero la incorporación de Olivia a Bajo Sospecha ha sido un acierto. Puestos a comparar en tan solo un episodio ha demostrado más profesionalidad y credibilidad como actriz que Romero.

bajosospe
Da gusto ver cómo una serie que ya era buena pero que tenía algunos puntos que mejorar se ha preocupado por hacerlo. Otra de las mejoras es la trama. La anterior temporada giraba en torno a niños pero esta vez, de momento, son los adultos los protagonistas absolutos de la serie. Que transcurra en un hospital también es algo que gusta a los amantes de la ficción española. Estos elementos despistan aún más sobre quien será el culpable, haciendo que la historia vaya más allá de un juego de niños. Se echa de menos a parte del reparto de la primera temporada. Entre los actores que hacían impecable su trabajo estaban Alicia Borrachero o Melani Olivares, pero poco más. En esta ocasión los actores son o muy conocidos o completamente desconocidos. Los más populares hacen que el espectador ya comience a engancharse y los rostros menos habituales en la pantalla aportan aún más intriga a la trama. Solo hay tres personajes que protagonizaron la serie en su primera etapa y que continúan este año. No podían ser mejores. El más destacado Lluís Homar. Si no hubiera seguido en Bajo Sospecha la serie debería hasta haber cambiado de nombre. También ha sido un acierto que continúen Yon González como Victor y Vicente Romero como el inspector Vidal. No son los mejores papeles de su carrera pero como hilo conductor entre una temporada y otra son acertados. Entre las nuevas incorporaciones destaca la de Concha Velasco. Da igual si hace una interpretación mejor o peor, solo con su presencia convierte a la serie en un producto con más elegancia.

Todavía falta mucho para que termine la segunda temporada y a lo largo de los capítulos seguro que consiguen que creamos culpables a todos los personajes. Ese es otro de los aspectos que más me gustan de la serie. Que son capaces de darle la vuelta a la historia sin perder el sentido de lo que va pasando. Pero para divertirme más cuando vea los capítulos y ver si mi pensamiento va cuadrando con lo que va ocurriendo, con solo un episodio emitido ya me atrevo a hacer mi apuesta: Sospecho de Alain, el doctor francés infiltrado en el hospital.

Comparte esto:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Add comment

Creado por Emotive Lab